Mostrando entradas con la etiqueta Biología conceptos básicos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Biología conceptos básicos. Mostrar todas las entradas

2017/07/11

Propiedades de los seres vivos y su importancia para el mantenimiento de la vida en la Tierra

¿Qué es la vida?


El concepto de la ‘vida’ tiene diferentes enfoques para ser descrita, pero podríamos considerar que es el estado por el cual los seres utilizan energía para adaptarse a diversos cambios en su medio interno y externo. Estos cambios permiten que los seres vivos se desarrollen y cumplan con un ciclo. Así como también podríamos considerar que es la capacidad de nacer, crecer, reproducirse y morir.

Propiedades de los seres vivos y su importancia para el mantenimiento de la vida en el planeta

Las propiedades que muestran los seres vivos son: organización, metabolismo, homeostasis, irritabilidad, movimiento, desarrollo, reproducción y adaptación. A continuación vamos a estudiar en detalle cada una de ellas, pero no sin antes aclarar que son un conjunto de características que permiten la vida de cada individuo y, por tanto, la permanencia de la vida en el planeta. Si un ser deja de realizar alguna de ellas, su cuerpo perderá el equilibrio, lo cual le llevará a enfermar y, posteriormente, morirá.

Tipos de seres vivos que conoce la ciencia


Los científicos han agrupado a los seres vivos en grupos muy grandes, que abarcan a toda la diversidad de la vida. Estos grupos forman cinco reinos, dentro de los cuales los seres comparten características comunes.


Organización

Todos los seres vivos están conformados por células. La célula es la unidad estructural, funcional y de origen de los seres vivos. Las células cumplen todas las funciones de los seres vivos, como la eliminación de desechos, la respiración y la reproducción, que origina nuevas células y permite la formación de tejidos y órganos.

Algunos seres están formados por una sola célula y se conocen como unicelulares, mientras que otros están formados por millones de células y se conocen como multicelulares. Los unicelulares son capaces de cumplir con todas las funciones en una sola célula, mientras que los multicelulares dividen las funciones en diferentes tipos de células que, al unirse, forman los tejidos, órganos, sistemas y aparatos.

Metabolismo

Los seres vivos se nutren para poder vivir, ya que requieren energía y nutrientes para que su cuerpo funcione de manera correcta. La nutrición es el proceso mediante el cual los seres vivos toman el alimento del medio y lo descomponen para que libere los nutrientes como carbono, hidrógeno y oxígeno, entre otros. Una vez liberados, las células los usan en sus funciones vitales.

Las partes de los alimentos no utilizados y los desechos por el uso de los nutrientes se eliminan o se excretan del cuerpo. En la nutrición de los organismos pluricelulares intervienen los sistemas digestivo, circulatorio, respiratorio y excretor.

Para que los seres vivos realicen su función de nutrición es necesario que ocurra una serie de reacciones químicas en su cuerpo. El conjunto de las reacciones químicas y físicas necesarias para la producción de energía y el mantenimiento de la vida se denomina metabolismo.

Se divide en dos fases: anabolismo y catabolismo.

Anabolismo: son las reacciones químicas de construcción de moléculas propias de los seres vivos usando sustancias del medio que les rodea. Por ejemplo, la fotosíntesis, en la cual se forma la glucosa a partir del agua y del dióxido de carbono.

Catabolismo: son las reacciones de degradación (rompimiento) de las moléculas orgánicas para obtener energía. Por ejemplo, la digestión de los nutrientes en el intestino delgado.

Homeostasis

Para mantenerse con vida y funcionar de forma adecuada, los seres vivos conservan en equilibrio las condiciones internas de su cuerpo. Este proceso se conoce con el nombre de homeostasis.
Entre las condiciones que los seres vivos regulan están la temperatura corporal, la cantidad de agua en el cuerpo, la concentración de la glucosa (azúcar) en la sangre, entre otros.

En el caso de los unicelulares, estos obtienen nutrientes directamente del medio que les rodea, y es al mismo lugar al que eliminan los desechos de forma directa.

Mientras que los multicelulares no pueden tener todas sus células en contacto con el medio, por lo que requieren de un sistema más complejo para realizar este intercambio, es así que han formado órganos como los riñones, la piel, los pulmones, y sistemas como el digestivo, circulatorio, nervioso y hormonal.

Por ejemplo, la sangre en el cuerpo humano debe mantener una temperatura de 36,5 °C, por lo que cualquier aumento o disminución de la misma provocará que el cuerpo dé una respuesta que haga que la temperatura vuelva a la normalidad.

En caso de que el cuerpo aumente su temperatura, se producirá sudor para enfriarlo. Y si la temperatura interna baja, empezaremos a temblar para producir calor y calentarnos nuevamente.

Irritabilidad

Los seres vivos responden a los estímulos del medio. Los seres vivos captan los cambios del medio en el que se encuentran. Estos cambios, llamados estímulos, provocan respuestas en ellos.

Los animales tienen órganos de los sentidos como ojos, antenas y piel, entre otros, con los que reconocen la presencia de un predador, el sonido del agua, el cambio de temperatura, la humedad y la presión. Las plantas detectan estímulos y responden a ellos; por ejemplo, los tallos crecen hacia la luz y las raíces se introducen en el suelo en busca de agua.

Por ejemplo, las plantas de los girasoles orientan sus flores y hojas hacia donde está el Sol. Tienen receptores para percibir de dónde viene la luz con más fuerza y se mueven hacia esa dirección para captar de mejor manera la luz.

Ciertos mosquitos tienen sensores que detectan el dióxido de carbono que producimos las personas al respirar, y se dirigen en esta dirección para picar a la persona que lo produce.

Movimiento

Es el desplazamiento de un organismo o parte de él con respecto a un punto de referencia. Por ejemplo, las hojas de una planta que se orientan hacia el sol o un animal que persigue a su presa. También hay movimiento de los organelos dentro del citoplasma

Hay que recalcar que existen seres vivos que no realizan movimientos propios, sino por efecto del medio que los rodea, como los tentáculos de las anémonas, que se mueven por efecto del movimiento del agua en la que están sumergidas. También hay organismos que se desplazan dentro del cuerpo, por el movimiento de la sangre, como las bacterias parásitas.

Los movimientos de las plantas se llaman tropismos. Estos son respuestas a estímulos ambientales, que consisten en el movimiento lento, a veces con crecimiento, de alguna o algunas partes de la planta, como raíces, tallos, flores y hojas.

Cuando el movimiento va en la dirección del estímulo, se dice que es positivo, y cuando va en sentido contrario, se dice que es negativo. Así, tenemos el geotropismo y fototropismo. El fototropismo positivo es el movimiento en dirección a la luz, y el negativo ocurre en sentido contrario a esta. El geotropismo positivo, en cambio, es el movimiento en dirección al centro de la Tierra, y el geotropismo negativo es el movimiento en sentido contrario.

Desarrollo y crecimiento

Los organismos aumentan de tamaño al adquirir y procesar los nutrientes. Muchas veces este proceso no se limita a la acumulación de materia, sino que implica cambios mayores.

En algún momento de su vida, todos los organismos crecen, aunque a veces el crecimiento sea imperceptible a nuestra vista. Para crecer, los unicelulares aumentan el tamaño de su célula, y los multicelulares aumentan el número de células.

En algunos casos, como los árboles, los organismos crecen durante toda su vida, mientras que en otros, como los animales, el crecimiento se detiene al llegar a cierto tamaño.
Además, en el crecimiento de un ser vivo también se da el desarrollo de diversas características como la maduración sexual en los seres humanos, que son los cambios por los cuales un niño pasa a ser adulto, que aprenderemos posteriormente.

Según las características de los seres vivos, existen diferentes ciclos de desarrollo y crecimiento. Por ejemplo, el desarrollo del renacuajo para convertirse en rana, o de la oruga para llegar a ser una mariposa.


Reproducción

Los seres vivos se reproducen. Es la función mediante la cual los seres vivos dan origen a otros seres semejantes que conservan las características de la especie.

Existen diversas formas de reproducción; por ejemplo, algunos ponen huevos, como las aves, mientras otros paren a sus crías, como las vacas. Las plantas como el café nacen de semillas; otras, como los helechos, brotan de una espora, y algunas de un esqueje o trozo de planta, como el rosal. Asimismo, las bacterias dividen su única célula en dos células iguales.

Tenemos dos tipos principales de reproducción: sexual y asexual. La reproducción sexual es aquella en la que intervienen células femeninas y masculinas, las cuales se unen para dar lugar a un nuevo individuo. La reproducción asexual ocurre cuando un individuo se reproduce sin necesidad de que otro intervenga.

Adaptación

Es la mejora de las posibilidades de supervivencia de los individuos que muestran una determinada característica. El medio ambiente ha sufrido y sufre varios cambios a lo largo de la historia del planeta, y esto obliga a los seres vivos a realizar modificaciones que les permitan sobrevivir a los cambios ocurridos. Estos cambios pueden ser de tres clases:

De forma
de partes del cuerpo
De procesos de funcionamiento
del cuerpo
De comportamiento
o forma de actuar
Hay animales que toman la forma o el color de las plantas para ocultarse, como el insecto hoja o el insecto palo. A esto se conoce como mimetismo.

El puercoespín tiene espinas en su cuerpo para evitar ser atacado por otros animales.

Existen seres vivos, como algunas ranas, cuya piel toma colores muy brillantes, como el rojo y el amarillo, para indicar a los depredadores que son animales venenosos.
Algunas plantas producen sustancias que pueden irritar la piel o envenenar a algún animal que las coma.

Animales como los osos en el invierno bajan su temperatura corporal para gastar menos energía y así poder dormir en sus guaridas por algunos días o semanas, mientras hace mucho frío en el exterior.
Ciertos animales migran, es decir, realizan largos viajes a lugares en donde el clima es mejor en cierta época del año.

Hay animales, especialmente las aves como los albatros de Galápagos, que realizan un cortejo para la reproducción; es decir, realizan danzas y cantos para atraer a su pareja y poder aparearse.