2017/02/11

Definiciones de filosofía


Atendiendo a su etimología, la filosofía (del griego philoamor; y sophia: sabiduría) es el ‘amor a la sabiduría´. El filósofo, pues, es el ‘amante de la sabiduría’. Esta definición se refiere, en primer lugar, a una actitud. Todos los humanos pueden ser filósofos, porque desean saber, conocer, pero no todos llegan a serlo, porque no todos se dedican a buscar
la verdad de las cosas, más allá de lo aparente.

Por otra parte, la sabiduría consiste en encontrar la verdad, pero ¿existe esta o es igual para todos? Como no es posible dar una sola respuesta a estas cuestiones, la filosofía, además de ser una actitud, es también un modo de vida.

Es filósofo quien se consagra a la búsqueda de la verdad, indistintamente de que la halle.

Debido a la amplitud de conceptos como sabiduría y verdadinseparables de la filosofía, establecer un concepto universal sobre esta es imposible. No obstante, a lo largo de la historia, los mismos filósofos, basados en su propio quehacer, se han encargado de elaborar sus definiciones, la mayoría de las cuales comparten elementos. Algunas de ellas son:

Definición de Aristóteles «La filosofía es la ciencia de las primeras causas y los primeros
principios». Definición de Séneca «La filosofía es la ley del bien y del honesto vivir, y el que ha dicho que es la regla de la vida, le ha restituido su verdadero nombre». Definición de Jacques Maritain «La filosofía es el conocimiento científico que, mediante la luz natural de la razón, considera las primeras causas o las razones más elevadas de las cosas». Definición de Hegel «La filosofía es la ciencia de lo absoluto».



Todos los seres humanos queremos saber y tenemos la capacidad de hacerlo. Pero dependiendo de los instrumentos, el método y las capacidades que, llegaremos a distintos tipos de conocimiento.

La más básica de las formas de pensamiento es el ordinario, cotidiano o espontáneo, que se basa en la experiencia que aportan los sentidos, a partir de cuyas imágenes nos formamos conceptos e ideas y hasta podemos extraer conclusiones lógicas.

Pero cuando a ese pensamiento aplicamos las capacidades de la razón, la reflexión, pasamos al plano filosófico y científico.

Entonces no nos conformamos con percibir las cosas y distinguirlas, sino que queremos conocer sus causas, comprender como funcionan, entonces hacemos ciencia.

Más allá de esta comprensión existe la necesidad radical de comprender la realidad como conjunto, como totalidad, es cuando se desarrolla el pensamiento filosófico, que requiere del pensamiento cotidiano y del científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario