2017/01/10

Sistema inmune


Dentro del sistema inmune podemos distinguir dos formas de actuación. Existe una respuesta inmune inespecífica que actúa como primera barrera defensiva del ser humano y la consideramos como parte del sistema inmunitario innato. Dentro de este, podemos encontrar las barreras superficiales como la piel, las lágrimas o las mucosas, o acciones como la tos y los estornudos. También incluimos en el sistema inmunitario innato a fenómenos como la fiebre o la inflamación, que suelen ser las primeras reacciones del cuerpo humano a una infección. Igualmente, existen unas células especificas llamadas fagocitos que engloban y eliminan cualquier partícula que nuestro cuerpo reconozca como extraña.

Por otro lado, existe el sistema inmunitario adquirido. En este caso, nuestro cuerpo es capaz de memorizar a los patógenos que nos atacan y es capaz de reaccionar de una forma mucho más específica ante la infección. En ella actúan los anticuerpos, que reconocen al antígeno y actúan de forma
Concreta para combatirlo.

Los seres humanos hemos sido capaces de desarrollar una serie de sustancias que nos ayudan a combatir las posibles infecciones que ocurren en nuestro cuerpo para facilitar la tarea del sistema inmune. Una de estas sustancias son los antibióticos, que ayudan a eliminar las bacterias que puedan causarnos alguna enfermedad.

Sin embargo, está comprobado que las bacterias pueden adaptarse y evolucionar hasta crear resistencias a los antibióticos, por lo que no es
Conveniente tomarlos habitualmente. Otra de las sustancias creadas por el ser humano para facilitar el trabajo del sistema inmune y estar más protegidos frente a infecciones son las vacunas.


Las vacunas son preparadas con una pequeña cantidad de agentes que puedan causarnos una infección, generalmente debilitados.


Al introducirla en nuestro cuerpo, este comienza a generar anticuerpos que puedan luchar contra la infección por lo que estaremos preparados ante una posible infección real.

El sistema inmune es, por tanto, un sistema de gran importancia en el ser humano, pero existen algunas enfermedades que atacan a este sistema. Estas enfermedades pueden ser muy graves ya que nos dejarían debilitados frente a otras infecciones. El ejemplo más claro de esto es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) que se puede adquirir a través del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).



Descargar tarea

siguiente tema:Ecosistema

tema anterior:Meiosis

No hay comentarios:

Publicar un comentario