2017/01/14

Plantae




El reino Plantae, conocido generalmente como plantas, incluye a los organismos eucariotas, fotosintéticos, con cloroplastos y cuyas células poseen una pared celular formada por celulosa. Dentro de este reino podemos diferenciar tres grandes grupos: Briófitos (musgos), Pteridófitos (helechos) y Espermatófitos (gimnoespermas y angioespermas).











Briófitas

Los musgos o briofitas son un grupo de plantas no vasculares, es decir, no poseen un sistema vascular o circulatorio que transporte agua y nutrientes por toda la planta. Son relativamente pequeños, por lo general de menos de 20 cm de altura; y forman almohadillas.
Seguramente, son descendientes evolutivos directos de las algas verdes y habrían sido los primeros en colonizar el medio terrestre. Sin embargo, necesitan habitar lugares húmedos y con gran cantidad de agua. Dentro de este grupo, hay diversidad de especies, pero las más comunes son del genero Sphagnum, que llegan a cubrir el 1 % del total de la superficie terrestre.

Pteridófitas
Los helechos o pteridofitas si tienen sistema vascular, pero se diferencian de las otras plantas vasculares en que no producen semillas. Viven en zonas húmedas, generalmente en regiones tropicales, aunque pueden encontrarse en hábitats templados e incluso áridos. Algunos pueden llegar a ser epífitas, esto es, crecen sobre otros árboles.

Su tamaño es variable y los hay desde pequeños hasta de gran porte como los helechos arbóreos. Sus hojas están enrolladas cuando son jóvenes y se van desenrollando al crecer. Al no producir semillas, los helechos se reproducen por esporas que se encuentran acumuladas en la parte interior de las hojas en unas estructuras denominadas soros.

Algunos helechos tienen una distribución muy amplia como Pteridium aquilinum, y los podemos encontrar en todos los continentes. También, son de gran importancia los helechos arbóreos como los del genero Cyatheales.













Espermatófitas

Las espermatofitas (también conocidas como fanerógamas) son plantas vasculares que generan semillas; es decir, la mayoría de las plantas que conocemos comúnmente.

La semilla es un gran avance evolutivo en las plantas, puesto que estas pueden propagarse a espacios lejanos y permite a la planta colonizar nuevos hábitats. Además, las semillas permiten que el germen de una planta soporte condiciones inadecuadas durante un largo periodo hasta que llegue el momento idóneo para germinar y crecer como nuevo individuo.

Esto ocurre debido a que tienen cubiertas muy resistentes y en el interior almacenan nutrientes que otorgan energía al embrión de la planta hasta que puede nutrirse por sí misma.

Las plantas espermatofitas se dividen en dos grandes grupos: gimnospermas y angiospermas. Las gimnospermas son aquellas que tienen la semilla desnuda mientras que las angiospermas tienen la semilla protegida.

Las espermatofitas poseen flores que actúan como sistema reproductor de la planta. En ellas se originan gametos que pueden ser óvulos (gameto femenino) o polen (gameto masculino). El polen de una flor masculina puede propagarse y llegar hasta una flor femenina en la cual fecundara al ovulo en un proceso conocido como polinización. De esta forma, se genera una semilla que puede permanecer mucho tiempo en latencia hasta que germina y da lugar a una nueva planta.

Gimnospermas

Las gimnospermas son plantas espermatofitas, es decir, que producen semillas, pero estas semillas no están protegidas. Presentan flores diferentes a las de las angiospermas en las que la semilla está expuesta. Todas las gimnospermas son leñosas y suelen ser árboles y arbustos. Las dividimos en cuatro grandes grupos de gimnospermas: cícadas, ginkgos, gnetófitas y coníferas.

• Cícadas: Plantas ancestrales de las cuales quedan pocos representantes en la actualidad. Tienen troncos bajos y anchos y hojas grandes parecidas a las de las palmeras. El género más representativo es Cycas.








• Ginkgos: Actualmente, solo existe una especie representante de este grupo de gimnospermas: Ginkgo biloba. Recibe su nombre en referencia a su hoja con forma de abanico partido en dos lóbulos. Debido a que es la única especie que sobrevive, la cultivamos mucho y la utilizamos como planta ornamental.

Planta del genero Cycas y hojas del árbol Ginkgo biloba


• Gnetófitas: Consiste en un grupo muy variable con plantas muy diferentes entre sí. En este grupo existen los géneros Ephedra, Gnetum y Welwitschia.

 



• Coníferas: Forman el grupo más conocido dentro de las gimnospermas. Reciben este nombre en vista de que a sus flores las conocemos como conos. Crecen como grandes árboles o arbustos como los pinos (Pinus), abetos (Abies), secuoyas (Sequoia), alerces (Larix), araucarias (Araucaria) o enebros (Juniperus).
  


Angiospermas

Las angiospermas son el grupo más amplio y diverso de plantas. Se diferencian de las gimnospermas en que las semillas están protegidas por una estructura conocida como fruto.

Sus flores son complejas y normalmente de colores llamativos con el objetivo de atraer insectos para que sean ellos quienes polinicen. Cuando la flor esta polinizada, el ovulo fecundado se convierte en semilla y la parte de la flor que lo rodea, conocido como carpelo, se desarrolla y da origen al fruto que protege a la semilla.

Las angiospermas conforman un grupo muy diverso y cuentan con mas de 250 000 especies diferentes. Las podemos agrupar en monocotiledóneas y dicotiledóneas, en función de si los embriones tienen una o dos hojas embrionarias (cotiledones).
 





• Monocotiledóneas: Conocidas como clase Liliopsida, son las angiospermas con un solo cotiledón (hoja embrionaria). Además de esta característica, se diferencian por no tener crecimiento de madera secundaria por lo que no llegan a crear un tronco real; y porque sus flores suelen tener pétalos y sépalos en múltiplos de tres. Dentro de este grupo destacan las orquídeas, los lirios, las gramíneas, las yucas o las palmeras. Pueden tener tanto interés ornamental como alimenticio.



• Dicotiledóneas: También conocidas como clase Magnoliopsida, son las angiospermas cuyos embriones tienen dos cotiledones. Al contrario de las monocotiledóneas, si presentan crecimiento secundario formando troncos verdaderos y sus flores presentan pétalos y sépalos en números múltiplos de cuatro o cinco. Es el grupo más amplio y diverso en el que encontramos especies muy utilizadas en ornamentación. Un ejemplo son las rosas, mientras que en el área de la alimentación tenemos a las cucurbitáceas
(incluyen zapallo o melón) y en la rama de la medicina, tenemos el eucalipto.

 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario