2017/01/12

Fotosíntesis



Los organismos fotoautotrofos obtienen mediante la fotosíntesis la materia que será utilizada en procesos posteriores. Aunque los vegetales no son los únicos seres fotosintéticos en el ecosistema del planeta, la importancia cuantitativa de la fotosíntesis vegetal es enorme. Su objetivo consiste en obtener moléculas orgánicas (glúcidos) a partir de moléculas inorgánicas (CO2 y H2O). Para realizar la fotosíntesis se necesita:


• Moléculas transportadoras de electrones que están relacionadas con los pigmentos y pueden ser proteínas o bien compuestos lipídicos. Estas moléculas captan los electrones desprendidos y los transportan hasta el aceptor final, una sustancia denominada NADP+ (nicotinamina adenina dinucleótido fosfato).

Un espacio cerrado para que los electrones activados pasen de una molécula a otra sin dispersarse. El cloroplasto es este espacio cerrado; contiene la clorofila, las moléculas transportadoras y las aceptaras; así la eficacia en la transferencia de electrones es máxima. En conclusión, en las células vegetales se dan las circunstancias que permiten la fotosíntesis, cuya fórmula global es la siguiente:


En el desarrollo de la fotosíntesis distinguimos dos fases:

Fase dependiente de la luz
Es imprescindible la presencia de luz.
Se produce en la membrana de los pinacoides.



Fase independiente de la luz
No requiere la presencia de luz.
Tiene lugar en el estroma del cloroplasto. A esta fase también la llamamos
Fijación del carbono. En ella, el CO2 atmosférico se incorpora, mediante un conjunto de reacciones biocinéticas, a pequeños compuestos de carbono para formar glucosa.


Los glúcidos obtenidos de la fijación del carbono se utilizan, además, en la síntesis de otras biomoléculas: aminoácidos, lípidos y nucleótidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario