Ley de enfriamiento de Newton

Ley de enfriamiento de Newton A lo largo de la historia han existido diferentes estudiosos que le dedicaron su vida a distintas teor...

Buscar este blog

Extra Ads

AD BANNER

Recent

Comments

Trending

Recent Comments

Breaking

2017/01/14

El origen del ser humano actual

  Antonio Hernandez       2017/01/14



Todos los seres humanos actuales descendemos de una primera población ancestral de Homo sapiens que apareció en la Tierra hace aproximadamente 160 000 anos. La datación del registro fósil indica que durante miles de años los Homo sapiens convivieron con otras especies de Homo, como el Homo neanderthalensis.

Este esquema representa la evolución humana y la expansión del Homo sapiens según las ultimas teorías aceptadas por la mayor parte de la comunidad científica. Estas teorías combinan los datos que proporciona el registro fósil con los últimos estudios de comparación del ADN.




Los caracteres que se analizan para conocer la variabilidad humana se basan, principalmente, en el análisis de proteínas y en la comparación de secuencias de ADN, y su finalidad es reconstruir el proceso evolutivo experimentado por la humanidad.

Todos los seres humanos pertenecemos a la subespecie conocida como Homo sapiens sapiens. La variabilidad que caracteriza actualmente a las distintas poblaciones humanas es consecuencia de la adaptación de nuestra especie a los diferentes ambientes de nuestro planeta.

Las características biológicas de nuestra especie se han mantenido prácticamente invariables desde hace 40 000 años; pero se ha producido
una evolución muy importante que muchos especialistas denominan evolución cultural, determinada por la capacidad de aprender.
El aprendizaje se realiza a partir de la información no genética (artística, científica, histórica, técnica...) que el ser humano recibe, tanto verticalmente de las generaciones que le precedieron como horizontalmente de sus contemporáneos, y de sus propias aportaciones.

Este proceso ha modificado enormemente, sobre todo en las últimas décadas, el modo de vida de numerosas poblaciones humanas.

El futuro de la evolución humana es difícil de predecir, dado que la evolución cultural se produce a una velocidad muy superior a la de la evolución biológica. Además, hay que tener en cuenta que, a pesar de los grandes logros, existen dos graves problemas por resolver:

• El bienestar que proporciona el progreso no es accesible a todos los seres humanos.

• Las consecuencias del progreso, a menudo, influyen negativamente en el resto de los seres vivos y en el conjunto del planeta. Nuestro objetivo, como seres conscientes de nuestra capacidad de evolucionar, debe ser conseguir una vida digna para todas las personas, en armonía con el medioambiente y con el resto de los seres vivos.


El color de la piel humana

Aunque todos los seres humanos pertenecemos a la misma especie, presentamos una gran diversidad
fisonómica. El color de la piel es una de las características que más contribuye a la percepción de esta diversidad. La diferente tonalidad de la piel es debida a la concentración variable de un pigmento, la melanina, que se sintetiza en unas células denominadas meloncitos. Este pigmento es el responsable, no solo del color de la piel, sino también del color del cabello y del iris de los ojos. La distribución mundial del color de la piel se ha originado para regular los efectos de la radiación ultravioleta (UV). Así, en aquellas zonas donde la radiación solar es muy intensa, la selección natural habría favorecido a aquellos individuos que presentaban genes que conferían una pigmentación más oscura. De este modo se evitó, no solo la acción cancerígena de los UV, sino también la destrucción del ácido fólico, indispensable para el correcto desarrollo neurológico en el embrión. Del mismo modo, la escasez de rayos UV habría inducido una despigmentación generalizada para permitir que la exigua radiación solar pudiera penetrar y contribuir a la síntesis de vitamina D, esencial para la fijación de calcio en los huesos y dientes.
Según investigaciones recientes, la diferencia en la pigmentación humana depende de solo 4 o 5 genes (en nuestro genoma tenemos unos 35 000 genes).


logoblog

Thanks for reading El origen del ser humano actual

Previous
« Prev Post

No hay comentarios:

Publicar un comentario