2016/12/30

Tejidos animales

TEJIDOS ANIMALES

Los tejidos animales están formados por células unidas entre sí y con sustancia o matriz intercelular entre ellas. La matriz intercelular está compuesta por agua, sales minerales y proteínas en distintas proporciones según el tejido de que se trate.

Existen cuatro tipos principales de tejidos: Epitelial, conectivo, muscular y nervioso.

Los dos primeros están formados por células poco diferenciadas y que conservan su capacidad de división.

Las células que forman los dos últimos están muy diferenciadas y han perdido la capacidad de división.




Tejido epitelial
Conformado por las células continúas que reviste la superficie corporal o cubriendo las cavidades internas, dichas células están muy unidas con poca sustancia intercelular entre ellas; la función primordial de estos tejidos es preservar las infecciones y lesiones. Los epitelios se clasifican en epitelio de revestimiento, epitelio glandular y epitelio sensorial.



Características del epitelio

Cohesión celular: El epitelio constituye un conjunto de células muy unidas entre sí, gracias a uniones intercelulares que son:

·         Uniones estrechas: Crean una barrera de impermeabilidad impidiendo el libre flujo de sustancias entre células.
·         Zonula adherens: Unen los citoesqueletos de actina de células adyacentes.
·         Desmosomas: Unen los citoesqueletos de filamentos intermedios de células adyacentes.

·         Presencia de lámina basal: Los epitelios están sujetos a una membrana basal, compuesta de una lámina lúcida y lámina densa que forman la lámina basal, y esta lo tapiza en toda su longitud basal y lo separa del tejido conectivo. La lámina lúcida está compuesta de un material electrodenso. La lámina densa tiene un espesor entre 50 a 80 nanómetros. Está formada por una asociación de colágeno tipo IV con glucoproteínas. La lámina densa no es visible al microscopio óptico, aunque la membrana basal sí con coloraciones de PAS y plata. La lámina basal descansa sobre una lámina reticular de fibras de colágeno tipo I y III. La unión entre las células epiteliales y la lámina basal se da gracias a los hemidesmosomas.

Tejido avascular

El epitelio no posee vasos sanguíneos, por lo que no tiene irrigación sanguínea propia. Su metabolismo depende de la difusión de oxígeno y metabolitos procedentes de los vasos sanguíneos del tejido conectivo de sostén, que está por debajo de la membrana basal.

Polarización

Las células epiteliales están polarizadas en la mayoría de los casos, es decir, tienen:
·         Un polo luminal o apical cuya superficie está en contacto con el exterior del cuerpo o con la luz del conducto o cavidad. Las especializaciones apicales son modificaciones que comprenden a la membrana citoplasmática y a la porción apical del citoplasma.
·         Microvellosidades: Son expansiones citoplasmáticas cilíndricas limitadas por la unidad de membrana cuya principal función es aumentar la superficie de absorción.
·         Estereocilias: Son microvellosidades largas que se agrupan en forma de manojos piriformes. Son inmóviles, estarían relacionados con la absorción y transporte de líquidos. Se ubican en el epitelio del epidídimo o plexos coroideos.
·         Cilios: Formaciones celulares alargadas dotadas de movimiento pendular u ondulante. Son más largas que las microvellosidades.
·         Flagelos: Su estructura es semejante a la de una cilia aunque de longitud mayor.
Un polo basal cuya superficie está en contacto y paralela a la lámina basal sobre la que se apoya la célula. Pueden existir:
·         Invaginaciones: Son repliegues de la membrana más o menos profundos que compartimentan el citoplasma basal.
·         Hemidesmosomas: Son desmosomas monocelulares que posibilitan la unión del epitelio a la lámina basal.
Superficies laterales que mantienen unidas las células entre sí, mediante las uniones celulares.
Esta polaridad espacial afecta a la disposición de los orgánulos y a las distintas funciones de las membranas en las distintas superficies celulares.

Regeneración

Los epitelios están en continua regeneración: Las células epiteliales tienen un ciclo celular de corta duración, debido al desgaste continuo al que están sometidas. Por cada célula madre que se divide, sobrevive una que continúa dividiéndose y otra que sufrirá el proceso de diferenciación celular y especialización, hasta envejecer y morir porapoptosis.

Desarrollo embrionario de los epitelios

Los epitelios son los primeros tejidos que aparecen en la ontogenia, pudiendo derivar de cualquiera de las tres hojas o capas celulares que constituyen el embrión: mesodermo,ectodermo o endodermo. Los epitelios derivados del mesodermo que revisten las cavidades celómicas (cavidades pulmonares, cavidad cardíaca y abdomen) se llamanmesotelios y los que tapizan los vasos sanguíneos: endotelios.
Todas las sustancias que ingresan o se expulsan del organismo deben atravesar un epitelio. La mayoría de los 
tumores malignos se originan en los epitelios y se denominan carcinomas.

Tejido conectivo: estos son los encargados se conectar un tejido con otro, dado a que en conjunto mantienen y sustentan las diferentes partes del cuerpo, por lo que su función principal es brindar soporte y protección, los tejidos conectivos se clasifican en: adiposo, óseo, sanguíneo, cartilaginoso, hematopoyético y conjuntivo.
El tejido adiposo o tejido graso es el tejido de origen mesenquimal (un tipo de tejido conjuntivo) conformado por la asociación de células que acumulan lípidos en su citoplasma: los adipocitos.
El tejido adiposo, por un lado, cumple funciones mecánicas: una de ellas es servir como amortiguador, protegiendo y manteniendo en su lugar los órganos internos así como a otras estructuras más externas del cuerpo, y también tiene funciones metabólicas y es el encargado de generar grasas para el organismo.

El tejido óseo es un tejido especializado del 
tejido conectivo, constituyente principal de los huesos en los vertebrados. Está compuesto por células y componentes extra celulares calcificados que forman la matriz ósea. Se caracteriza por su rigidez y su gran resistencia tanto a la tracción como a la compresión.

El tejido sanguíneo La sangre es un tipo de tejido conectivo. Es un líquido rojo y opaco con una viscosidad ligeramente mayor que la del agua y una densidad de aproximadamente 1,06 g/mL a 15°C. El volumen total de sangre en un adulto de 70 Kg es aproximadamente de 5,5 L, representando así más o menos el 8% de su peso total. Cuando está oxigenada, como en las arterias sistémicas, es de color escarlata claro y cuando está desoxigenada, como en las venas sistémicas, es rojo oscuro o púrpura. Mantiene su fluidez mientras circula por vasos que conserven la integridad de sus paredes. Al extravasarse, o lesionarse el endotelio, coagula rápidamente. Es un elemento heterogéneo, formado por una sustancia intercelular, el plasma, y diversos corpúsculos y células que se forman a partir del hemocitoblasto. En el adulto el tejido sanguíneo se forma en la médula ósea roja de los huesos, constituyendo la etapa final del proceso hematopoyético. 

Funciones:
·         Transportar oxígeno, nutrientes, enzimas, hormonas y productos de deshecho.
·         Proteger contra infecciones.
·         Suavizar las variaciones de temperatura.
·         Participar en la reparación del organismo.
·         Regular el pH de los líquidos del organismo.

Tejido muscular: las células de este tejido son las que posibilitan el movimiento de los órganos internos, estas células o fibras musculares poseen una forma ahusada, caracterizadas por ser muy modificadas gracias a la presencia de miofibrillas elásticas y contráctiles en su citoplasma. Los tejidos musculares pueden ser de tres tipos cardiacos, estriados y lisos.

Tejido muscular cardiaco, forma el corazón.
Musculo esquelético que permite el movimiento de todo el cuerpo.
Musculo liso es el que circunda tubos y cavidades, por ejemplo: el estómago, intestinos y vejiga urinaria




TEJIDO NERVIOSO: compuesto por un conglomerado de células que se encargan de transferir la información de una zona del cuerpo a otra, para así coordinar el funcionamiento de un dado organismo y regular su comportamiento, es decir recibe los estímulos y los transporta por el resto del cuerpo. Pueden clasificarse en dos tipo que son: neuronas y neuroglía.








Neurona: Tienen un diámetro que va desde los 5μm a los 150μm son por ello una de las células más grandes y más pequeñas a la vez. La gran mayoría de neuronas están formadas por tres partes: un solo cuerpo celular, múltiples dendritas y un único axón.
Se creía antes que estas eran las únicas células que no se reproducían, y cuando mueren no se podía reponer; sin embargo, hace poco se demostró que su capacidad regenerativa es extremadamente lenta, pero no nula. Se reconocen tres tipos de neuronas:
·         Las neuronas sensitivas: reciben el impulso originado en las células receptoras.
·         Las neuronas motoras: transmiten el impulso recibido al órgano efector.
·         Las neuronas conectivas o de asociación: vinculan la actividad de las neuronas sensitivas y las motoras.


Neuroglias

Uno de los propósitos de estás células era mantener a las neuronas unidas y en su lugar según Virchow. Ahora se sabe que es una de las varias funciones. Las microglías son células pequeñas con núcleo alargado y con prolongaciones cortas e irregulares que tienen capacidad fagocitaria. Se originan en precursores de la médula ósea y alcanzan el sistema nervioso a través de la sangre; representan el sistema mononuclear fagocítico en el sistema nervioso central.
Contienen lisosomas y cuerpos residuales. Generalmente se la clasifica como célula de la neuroglia. Presentan el antígeno común leucocítico y el antígeno de histocompatibilidad clase II, propio de las células presentadoras de antígeno
·          

No hay comentarios:

Publicar un comentario